Whatsapp no es tonto

Esta semana se ha armado un revuelo en los medios de comunicación online y offline acerca del doble check azul de Whatsapp, llegando a ser trending topic. Pero a mí más que el tick azul me preocupa cómo whatsapp te puede llegar a expulsar si detecta que estás usando la herramienta para hacer negocios. Whatsapp... Leer más


Esta semana se ha armado un revuelo en los medios de comunicación online y offline acerca del doble check azul de Whatsapp, llegando a ser trending topic.

Pero a mí más que el tick azul me preocupa cómo whatsapp te puede llegar a expulsar si detecta que estás usando la herramienta para hacer negocios.

Whatsapp no es tonto y está detectando que cada vez son más las personas que utilizan esta app con fines lucrativos.

A primeros de año, los gurús del social media y el marketing añadían en sus conferencias el uso de whatsapp como red social y como estrategia de marketing. Es decir, cómo mediante esta aplicación podíamos llegar a promocionar y a vender nuestros productos y estar en contacto directo con nuestros clientes, llegando incluso a personalizar nuestras acciones y por consiguiente convertir la venta.

Es cierto que esta aplicación de mensajería se ha colado en la comunicación interna de las empresas, de tal manera que la información viaja de forma rápida y sencilla ofreciendo datos (escritos o audiovisuales) en tiempo real. Además, se ha demostrado que es una excelente herramienta de marketing de atención al cliente y que gracias a la opción de creación de grupos personalizados se puede compartir información con múltiples usuarios.

Pero ahora se sabe que whatsapp está penalizando en forma de bloqueo, y sin previo aviso, si detecta que empleas su herramienta para vender.

Al parecer en los términos y condiciones generales (letra pequeña que ninguno leemos) viene muy clarito: “el servicio solo está disponible para uso personal y no comercial”.

Así pues, nada de envíos masivos o repetidos de mensajes, nada de compartir material protegido por derechos de autor, nada de enviar mensajes publicitarios y comerciales, nada de informar al cliente de tus novedades y tus campañas promocionales. Como Whatsapp lo detecte, te quedas sin base de datos.

Por lo que, mucho cuidado.

Y en cuanto al doble clic ya se oye que en pocos días estará disponible una nueva actualización que nos permita conservar las opciones de privacidad que antes teníamos.

Pero mientras tanto, si quieres evitar líos, simplemente no lo abras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: