¿Tú qué harías? ¿lo contarías todo?

Esta semana en el curso de Community Manager de Cio Mijas hemos visto Youtube y Linkedin. Hemos analizado las ventajas de estar y saber manejar estas redes sociales y hemos descubierto más trucos que nos hacen mejorar el uso de estas plataformas. Pero hablando de Linkedin el profesor  ha comentado una táctica con la que... Leer más


Esta semana en el curso de Community Manager de Cio Mijas hemos visto Youtube y Linkedin. Hemos analizado las ventajas de estar y saber manejar estas redes sociales y hemos descubierto más trucos que nos hacen mejorar el uso de estas plataformas.

Pero hablando de Linkedin el profesor  ha comentado una táctica con la que yo no estoy muy de acuerdo.

¿Tú qué harías? ¿lo contarías todo?. Él nos comentaba que cuando hace una selección de personal mediante esta red de profesionales, dependiendo del perfil que vaya buscando, valora que el candidato haya puesto las calificaciones de su etapa en EGB, ya que según nos cuenta esto le indica si es bueno escribiendo y se asegura que no cometerá faltas de ortografía.

También nos comentaba que él valora si el candidato ha sido voluntario en algún momento de su vida, o si por necesidades familiares ha tenido que empezar a trabajar desde muy joven.

Personalmente no estoy de acuerdo con poner en mi estracto las notas de la EGB, no por nada, sino porque creo que a lo largo de la vida se va madurando el perfil profesional de manera que lo que te gustaba con 10 años no tiene que coincidir con lo que haces a los 40 años.

Pero además, tampoco veo efectivo que yo en mi Linkedin ponga si soy huérfana, si soy la tercera de 8 hermanos o si he ido por los asilos cantando villancicos con 19 años.

Mi opinión es que cuando llega el momento de entrevistarte o de trabajar todas esas bases que como persona hemos desarrollado se nota. Las circunstancias familiares y económicas que se sufren en la vida te marcan tu personalidad haciéndote valorar más las cosas, dándole importancia a lo que verdaderamente lo tiene y aprevechando más las oportunidades.

Así que sintíendolo mucho profe, en mi perfil de Linkedin pondré únicamente la trayectoria profesional que aparece en mi vida laboral y la titulación pondré la más alta que tenga, que querrá decir que he ido aprobando las asignaturas de ciclos formativos inferiores.

Y mi formalidad, mi tesón, mi solidaridad… la demostraré día a día con los que me rodean.

Otra herramienta para medir nuestra Reputación a nivel Online

  • Samepoint: Esta herramienta que se centra en lo que se dice en las redes sociales sobre nuestras marca. Proporciona información de lo que se escribe en la web relacionada a nuestro negocio.

 


  1. Segundo Gálvez says:

    Muy bien dicho Susana!!! Yo desde luego no contrataba a este senor para que me realizara la selección de personal de mi empresa.
    Con esa estrategia de selección que muestra en sus enseñanzas está dejando escapar talento que le pasa por delante. A saber cuantos Ronaldos y Messis le habrán pasado por sus narices y no los ha tenido en cuenta porque en la EGB no sacaban buenas notas.

  2. José Luis says:

    Hola Susana. Soy al que le has estado enseñando Facebook esta mañana 😉

    Totalmente de acuerdo contigo. Como sabes, tengo “alguna” experiencia en selección de personal.

    Mucho me temo que Linkedin es otra de las muchas “yanquizadas” (perdón por el palabro) que padecemos, y para un seleccionador de aquellos lares es muy positivo saber que eres la 3ª de 8 hermanos o que cantabas villancicos en los asilos con 19 años. En general, a un seleccionador español, salvo que ya nos hayamos vuelto gili……. (también sabes que llevo unos años al margen de ese oficio), esos datos nos la traen al pairo.

    No obstante mi duda es la siguiente: ¿verdaderamente sirve para algo el Linkedin? ¿Cuántas personas en España (de verdad, con estadísticas reales en la mano) han encontrado trabajo a través de esa página o similares?

    Un profesor mío de Física, cuando alguien le preguntaba, “Don Luis, ¿y eso que nos está explicando para que sirve en la vida real?”, respondía sarcásticamente: “De entrada hijo, para que yo coma” Pues mucho me temo que eso pasa con estos nuevos “profesores”.

    Un abrazo

    • Susana Calleja says:

      Buenas tardes José Luis, primeramente gracias por tu comentario. Quiero creer que realmente Linkedin es la nueva forma de conectar oferta y demanda. Para el que contrata es una magnífica base de datos donde poder encontrar al candidato idóneo.
      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: