Porqué le llaman amor…

Porqué le llaman amor… En estas semanas he coincidido con artículos que hablan de las relaciones de pareja y de como las nuevas tecnologías también influyen, tanto a la hora de conocer a alguien como a la hora de romper la relación. El primero de los post que me llamó la atención fue el descubierto... Leer más


Porqué le llaman amor…

En estas semanas he coincidido con artículos que hablan de las relaciones de pareja y de como las nuevas tecnologías también influyen, tanto a la hora de conocer a alguien como a la hora de romper la relación.

El primero de los post que me llamó la atención fue el descubierto en Tienes una cita conmigo

En él habla sobre como “las relaciones son más difíciles ahora porque ya nadie se toma el tiempo en enamorar; las conversaciones se han convertido en textos, los argumentos en llamadas, los sentimientos en indirectas. La palabra amor es utilizada fuera de contexto, la inseguridad se volvió una forma de pensar, los celos en hábito, engañar en accidente, y ser lastimado, ahora es algo natural...”

Analizando con detalle algunos de los párrafos, esta es mi conclusión:

Las relaciones son más difíciles ahora porque ya nadie se toma el tiempo en enamorar.

La falta de tiempo por nuestro día a día; trabajo, familia, obligaciones varias… la suplimos usando las redes sociales, o en su defecto herramientas creadas para conocer a personas, tipo edarling, meetic, adoptauntio

Es muy fácil lanzar un corazón de me encanta, o un pulgar hacia arriba mostrando satisfacción o gusto, pero no se trabaja el cortejo, la seducción, el conquistar.

Las conversaciones se han convertido en textos.

La verdad que en ocasiones es mejor que hablen y que no escriban, porque estamos volviendo al analfabetismo. Gran culpa de ello lo tienen las mensajerías instantáneas donde con pocos caracteres queremos decir mucho, y lo que empieza siendo una forma de comunicación entre los más jóvenes se ha establecido como costumbre, sin saber en ocasiones que hay escrito. 

Pero vamos al grano.
Me viene a la cabeza cuando alguien que no conoces entabla conversación vía chat y quiere ligar contigo. Aparentemente monísimo.

Yo siempre desconfío, ya que como dice mi amiga: “ni nadie es tan guapo como en la foto del Facebook ni tan feo como en la foto del carnet”.

“Ni nadie es tan guapo como en la foto del Facebook ni tan feo como en la foto del carnet”

Lo siguiente que hago es intentar que escriba un párrafo extenso. Ahí también puedo obtener mucha información.
Pero aún así al final “me la pegan”. Cada vez hay más artimañas para engañar, falsear y ocultar la realidad.

Donde se ponga un encuentro con intercambio de miradas, con el nerviosismo y el cosquilleo propio de alguien que estas conociendo… que se quiten las nuevas tecnologías.

Con las plataformas y redes sociales cualquiera puede ser director de banca, que vive en Sevilla y que tiene un apartamento en Valencia. Que está loco por ti, porque te ha mandado 3 mensajes diciéndote que quiere conocerte y eres lo que hacía tiempo buscaba.
Eso sí, todo escrito correctamente.

Al cabo de varias semanas intercambiando palabras, preciosos mensajes y promesas y planes de futuro, te hace un Ghosting. “Y tú te quedas muerta”

‘Ghosting’, el ‘irse a por tabaco de toda la vida’ en la era digital

Ya habíamos oído casos de parejas que rompían a través de un SMS o vía whataspp. Siempre me pareció una cobardía.
Pero ahora es peor, ahora se le llama ‘ghosting’, algo así como desvanecerse. Sin dar explicaciones, dejan de llamarte y te bloquean y tú te quedas ojiplática pensando que habrás hecho mal.

Al final el tiempo lo cura todo, y cuando estás harta de dar vueltas a la cabeza reconstruyendo todas las conversaciones y situaciones vividas en las últimas semanas, piensas que más se perdió en la guerra. Que alguien que no es capaz de sentarse y enfrentarse al problema no merece la pena

Los expertos dicen que hay mucho de irresponsabilidad e inmadurez, y yo estoy totalmente de acuerdo.

¿Tú que dices?

 Ilustración. Freepik


  1. Virgi says:

    Mi humilde opinión, es que una relación através de alguna tecnología, no es real, sino conoces a la persona, pero si creo que aporta algo que quizás antes no teníamos, y es que hay personas que se expresan mejor con un escrito, que cosas que se te quedan en el tintero, en un momento dado y a larga distancia, puedes expresarse de una forma romántica y preciosa, yo personalmente, estoy feliz de tener whatssap, pues hay días que por trabajo no veo a mi marido, hablamos por el móvil y después recibo un corazón por whatssap, me parece precioso. Creo que las relaciones no se rompen por tener un móvil etc, es porque esa relación está rota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: