La importancia de la venta directa

La importancia de la venta directa En estos días un amigo me ha pedido consejo sobre qué guion seguir si queremos hacer venta directa o puerta fría. No es que yo sea una experta en la materia, pero entre mis años de experiencia en el campo de la publicidad y posteriormente mi incursión obligada (las... Leer más


La importancia de la venta directa

En estos días un amigo me ha pedido consejo sobre qué guion seguir si queremos hacer venta directa o puerta fría.

No es que yo sea una experta en la materia, pero entre mis años de experiencia en el campo de la publicidad y posteriormente mi incursión obligada (las circunstancias laborales me llevaron a ello) en un call center de televisión de pago, me hace persona con nociones y vivencias en esto de la puerta fría.

Como ya he dicho, entre mi experiencia en el sector y mi formación en el mundo de las Redes Sociales se me ha ocurrido mezclar las dos facetas y aprovecharnos para llamar a la puerta sabiendo del cliente más de lo que él se puede imaginar.

Esto de que alguien te llame y tengas la sensación de que te conoce, crea más confianza para continuar con la labor.

Antes de lanzar un argumentario, que no es ni más ni menos que sentido común a la hora de dirigirnos a alguien que no conocemos, vamos a preparar la llamada.

Tenemos la empresa a la que vamos a llamar, primero de todo ¿Sabemos quién es la persona responsable? (De nada sirve que gastemos energías y tiempo en transmitir el mensaje a la persona errónea)

Una vez que tengamos a la persona localizada, vamos a usar las Redes Sociales (Facebook o Linkedin) para bichear y ver gustos y aficiones, de ahí se puede sacar mucha información que luego podemos emplear en nuestra llamada.

Si hemos localizado al gerente, responsable o dueño de la empresa por ejemplo por Facebook podremos saber si le gusta viajar, si practica deporte, si su pasión es su trabajo, su familia…

Toda esa información es muy valiosa para ofrecerle nuestro servicio.

Incluso nos puede servir para averiguar si tenemos conocidos en común de nuestra red de contactos. Esto nos facilitará también el camino

Una vez preparada la llamada

Vamos a comunicar con sencillez.  Vamos a explicar de manera simple y concisa lo que ofrecemos y los beneficios o ventajas que tendrá si contrata nuestros servicios.

Yo emplearía mediante casos prácticos cuáles pueden ser los efectos positivos que van a tener si cuenta con nosotros.

Sería muy bueno poner un ejemplo de como la competencia, o empresas similares, ya cuentan con nuestros servicios y los beneficios de los que están disfrutando. “Parece que no, pero el hecho de que tu enemigo número uno esté ya usando nuestro servicio crea un pique con nuestro nuevo cliente”

Importante “rascar” una visita, que nos pongan cara y entrega de tarjetas.

Por supuesto después de todo el proceso, fundamental hacer seguimiento.

Recuerda que no se venden productos, sino beneficios.

Necesitamos conectar de forma que el que se sienta bien sea el cliente, debemos hacer hincapié en los beneficios y ventajas que pueden obtener usando nuestros servicios, pero siempre poniendo en el punto central al cliente.

Demos la vuelta a la tortilla, no es bueno nuestro servicio sino las sensaciones que sentirán si nos contratan

Aunque sea puerta fría por teléfono o presencial recuerda sobre todo SONREIR siempre


 

Si te ha gustado este post y quieres recibir contenidos de social media

Suscríbete a la Newsletter

* campos requeridos





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: